sin ciencia no hay futuro

Foto: Rochi León

"El parque no se toca"

Publicado: 2013-05-10

Entrevista: Jorge Muñoz

El alcalde de Miraflores defiende el polémico proyecto de concesión y construcción de un estacionamiento subterráneo en las inmediaciones del parque Kennedy de Miraflores. Asegura que la obra es parte de un plan de ordenamiento vial y que algunos vecinos están poco informados.

Los vecinos denuncian que con la construcción de un estacionamiento subterráneo en el parque Kennedy, la municipalidad antepone sus intereses económicos al cuidado de las áreas verdes y el patrimonio histórico del distrito.

Es todo lo contrario. Tenemos un plan integral de ordenamiento vial y los estacionamientos subterráneos son parte de ello. Lo que se busca es la construcción y generación de calles sin estrés. Sabemos que en el país se venden aproximadamente 200 mil vehículos por año. Entonces, hay que prepararse para no caer en esa vorágine. Además, se consideran mejoras en semáforos, pistas, calzadas. Los estacionamientos subterráneos estarán bajo las dos calles peatonales: la calle Lima y la calle Virgen de la Medalla Milagrosa y no afectarán el parque ni la iglesia.

Lo acusan de ejecutar un proyecto sin planeamiento ni estudio de impacto ambiental…

Se ha dicho algo que no es cierto, como que se van a derribar árboles. Quisiera que esto se vea en su verdadero contexto. El proyecto está planificado y se están respetando las exigencias del Ministerio de Cultura que ha solicitado 105 perforaciones (que determinarán la presencia o no de restos arqueológicos o históricos en el subsuelo). El proceso termina con la entrega de una Constancia de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) por parte del Ministerio de Cultura. Una vez se tenga, la obra podrá iniciar su proceso.

¿El contrato de concesión incluye una cláusula que permite modificarlo? El temor es que en unos años el estacionamiento derive en la construcción de un centro comercial.

Hay una cláusula que indica que si para el bien de la concesión hay que hacer algunos ajustes o mejoras, estos se pueden realizar previo acuerdo de las partes, con evaluación del concejo municipal o de la contraloría. Si se lee el contrato queda claro que es para estacionamientos, no puede terminar siendo un almacén o un centro comercial.

¿Es normal este tipo de cláusulas?

Son muy comunes en los contratos de concesión.

¿Ha sido impuesta por la concesionaria?

Es una cláusula que existe desde el origen de la postulación. Hay quienes hacen una lectura parcial del asunto. No queremos un centro comercial, eso sería muy serio, sin mencionar las implicancias legales.

Pero el parque se afectará.

El parque no se toca, eso está en una cláusula clarísima que ellos (los vecinos en contra del proyecto) no mencionan. Podría haberse construido el estacionamiento en la parte baja del parque, hay muchas experiencias, pero dije que mejor ir a lo seguro, usar las calles peatonales.

Se reducirán los lugares de estacionamiento y se elevará el costo.

Tenemos ya un proyecto para sacar los estacionamientos del lado izquierdo de la avenida Larco. Queremos hacer una ciclovía ahí. Y eso no significa que va a encarecer las cosas. Las tarifas las regula el mercado. Sin embargo, la empresa se ha comprometido con tarifas módicas y con la gran ventaja de que se va a cobrar por minuto consumido.

Hoy el pago en promedio por estacionamiento es de un sol y los vecinos calculan que subirá hasta 12 nuevos soles.

Lo que pasa es que acá llega cualquier persona, paga su sol, a veces no paga nada, y se queda todo el día. Vamos a darle vuelta a ese concepto. Queremos que en nuestro plan de ordenamiento vial la gente llegue primero caminando, en bicicleta, en transporte público y ya, como última opción, en sus vehículos privados.

Cuando usted fue regidor en la gestión del exalcalde Germán Krüger, se opuso a un plan similar.

Similar en algunos puntos. Ese proyecto sí tocaba el parque.

¿Cuál es la diferencia?

Abismal. Era un proyecto para hacer un estacionamiento en el parque Kennedy y ahí sí se hablaba de un gran centro comercial. Me opuse por varias razones. Entre ellas, estaba a cargo de una empresa que no tenía mayor arraigo…

También existe preocupación en los vecinos por los permisos de construcción de grandes edificios en espacios reducidos, ¿no existe una previsión por parte de la municipalidad?

Todos los permisos se están dando de acuerdo a ley. Uno no puede negar el crecimiento de la ciudad. Hemos puesto más exigencias para las construcciones. Lo que vemos son construcciones que son resaca de la gestión anterior. Después de eso hemos dado normas más rigurosas.  (FRANCESCA GARCÍA)


Escrito por


Publicado en

Revista Vela Verde

Una revista sin clase